Se le conoce como lombricomposteo al proceso en el cual se utiliza la lombriz de tierra para la transformación de residuos orgánicos (principalmente estiércoles) en abono para utilizarlo en las plantas.

El departamento de Curaduría del Jardín Botánico Benjamín Francis Johnston inició con este proyecto desde el 25 de julio delpresente año, con el objetivo de proporcionar herramientas para la mejora del suelo del jardín botánico.

La especie de lombriz que se utiliza es la roja californiana Eisenia foetida, domesticada y de rápida reproducción, además de su fácil manejo.

Los productos orgánicos que se obtienen son: humus líquido y lombricomposta, que se pueden aplicar en las plantas libremente; además, este tipo de productos mejoran las características de suelos que han sido deteriorados por el uso excesivo de agroquímicos y su sobreexplotación.

La lombricomposta o humus de lombriz, tiene un color café oscuro a negro, se encuentra en forma de gránulos con olor a tierra húmeda y presenta una carga de microorganismos muy alta, lo que genera una alta carga enzimática y bacteriana, que ayuda en la solubilización de los nutrientes en el suelo.

 

Debido al gran aumento de productos agroquímicos en la región (y con ello el aumento de enfermedades como el cáncer), es necesario darle un impulso a este tipo de tecnologías amigables con el medio ambiente, que ya han sido probadas por varias instituciones como la Asociación de Agricultores Río Fuerte Sur (AARFS), Unidad Tecnológica Fitosanitaria Integral (UTEFI), productores privados, entre otros.

Datos técnicos de nuestras instalaciones:

  •           Bancal de 20 m2
  •           Producción de aproximadamente 40 litros por día de humus líquido que se aplica diariamente a través de nuestro sistema de riego.
  •           10 m3 de lombricomposta cada 3-4 meses
  •           26 microaspersores componen nuestro sistema de riego
  •           65 litros de agua cruda se aplican por riego
Regresar Arriba